Comiendo en familia

Consejos para disfrutar aún más la hora de la comida

Más abarazos Huggies Más Abrazos // Sábado 4 Enero, 2020 // #consejos, #alimentacion, #bebe

Sin duda, la hora de la comida es una de las actividades que se disfrutan m√°s en familia. Por eso, queremos compartirte algunos tips para que tu hijo la pase muy bien durante este momento.

Usa los colores a tu favor

Si combinas alimentos de distintos colores en el mismo plato, este resultar√° m√°s atractivo para tu hijo y ser√° m√°s apetecible a la vista.

Es mejor sin distracciones

No es recomendable tener pantallas cerca cuando llegue el momento de comer, ya que podrían distraer a tu hijo y lo que buscamos es que aprenda a disfrutar este momento.

Evita las recompensas

La comida es algo que debe aprender a valorar por lo que es, no por lo que podría obtener a cambio de terminar sus alimentos o de probar cosas nuevas.

Haz que participe en la preparación

Algo tan sencillo como pedirle que te ayude a secar las verduras, cortar lechuga o espinacas con sus propias manos o mezclar ingredientes, puede hacer que tu hijo tenga más ganas de probar los alimentos que él mismo ayudó a preparar.

Ense√Īa a tu hijo a disfrutar este espacio familiar

¬ŅQu√© tal un picnic en casa?

¬°Solo necesitas una manta, algunos cojines para sentarse y su comida favorita! Un picnic en casa podr√≠a ayudarte a que tu hijo comience a asociar la hora de la comida con un momento de alegr√≠a y disfrute. Adem√°s, probablemente al estar en un nuevo ‚Äúescenario‚ÄĚ sea m√°s f√°cil persuadirlo de probar nuevos alimentos o sabores.

Despierta su curiosidad

Cu√©ntale que la leche hace que sus dientes y huesos crezcan fuertes, que las naranjas tienen vitaminas que lo ayudan a no enfermarse, que las manzanas pueden flotar en el agua o que las fresas son la √ļnica fruta que lleva sus semillas por fuera. Entre m√°s cosas sepa sobre la comida que consume, mayor ser√° la probabilidad de que se interese por descubrir nuevos alimentos.

Estas técnicas están pensadas para ayudarte a que tu hijo se familiarice más con la hora de la comida, pero si rechaza muchos alimentos o crees que no come lo suficiente, te recomendamos consultar a tu pediatra. Juntos encontrarán la mejor solución.